More :

Contacto

Mandanos un mensaje

Nombre

Apellido

Email

Número de teléfono

Compañía

Industry

Interesado en...

Agregar mensaje:

Detalles de contacto

    • Offices

      7 Hatnufa Street, Petah Tikva, Israel 4951025

    • Mexico City
      Avenida Nuevo León No. 250, 3er Piso. Colonia Hipódromo Condesa. Delegación Cuauhtémoc Código. Postal 06140, Distrito Federa, México

      Miami
      1330 West Avenue, Miami Beach, FL 33139, USA

Choose language

Menu

Células de Combustible

Células de Combustible – Pasado y Presente:

Una célula de combustible –también conocidas como pilas o celdas de combustible– es un dispositivo de conversión de energía electromecánica que utiliza hidrógeno y oxígeno para producir energía sin combustión, con una alta eficacia de conversión y sin emisiones perjudiciales. Las células de combustible se inventaron en 1839 y esencialmente funcionan como una batería, convirtiendo energía química potencial en energía eléctrica y calor –como subproducto–. Sin embargo, la principal diferencia entre ambas es que una batería tiene un tiempo de funcionamiento limitado ya que la energía química se almacena en su interior. Las células de combustible, por el contrario, pueden funcionar de manera continua siempre que se les suministre con una fuente externa de combustible –p. ej. hidrógeno– y un suministro de oxígeno.

A diferencia de otras fuentes de energía eléctrica, el funcionamiento de una célula de combustible no implica ningún tipo de combustión sino más bien oxidación, en la que el hidrógeno reacciona con el oxígeno formando agua y liberando electrones, dando lugar a un proceso de producción de energía inherentemente eficiente y limpio.

Tipos de Células de Combustible:

Los diferentes tipos de células de combustible se caracterizan por el tipo de material electrolítico utilizado para separar los electrodos de la célula. Debido a que los diferentes materiales son electrolíticos a diferentes temperaturas, las células de combustible generalmente se clasifican como de baja temperatura (incluyendo de membrana alcalina o de intercambio de protón), de temperatura media (como las células de combustible de ácido fosfórico) y de alta temperatura (incluyendo carbonato fundido y óxido sólido). Cada tipo de célula de combustible tiene sus propias fortalezas y debilidades inherentes que las hacen aplicables a ciertos mercados.

Células de Combustible Alcalinas:

Las células de combustible alcalinas – también conocidas como AFC– son consideradas como la primera tecnología desarrollada de células de combustible de hidrógeno. Utilizadas notablemente por la nave espacial Apolo de la NASA para producir electricidad y agua potable. Todavía tienen su utilidad en aplicaciones espaciales y submarinas.

Las notables e inherentes ventajas de las células alcalinas con respecto a otros tipos de células de combustible son el origen del por qué hemos decidido inicialmente basar nuestros generadores en esta tecnología excepcional. Algunas de las ventajas son:

  • Su capacidad para comenzar a funcionar instantáneamente sin la necesidad de calentarse previamente, incluso a temperaturas bajo cero
  • Su capacidad de funcionar a temperaturas ambientales de hasta casi 50°C
  • Su capacidad de ofrecer la mayor eficiencia electroquímica posible en comparación con otros tipos de células de combustible conocidos
  • El hecho de que es la única tecnología de células de combustible de baja temperatura que puede utilizar un electrocatalizador de metal no noble en lugar de platino, mucho más costoso

 Nuestras ventajas:

Nuestro equipo, formado por algunos de los más reconocidos expertos en células de combustible, ha tomado nuestro sistema de generadores basados en células de combustible alcalinas y ha seguido con su desarrollo, rediseñando varios componentes y utilizando materiales menos costosos para asegurarse de que son competitivos a nivel doméstico y comercial. El resultado es un sofisticado pero sencillo diseño que produce 5kW de energía constante y ofrece una lista considerable de ventajas:

Mantente conectado